Opinión

La montaña rusa emocional de Elon Musk

La montaña rusa emocional de Elon Musk

Hace un año, SpaceX lanzó y aterrizó con éxito su cohete Falcon 9 por primera vez en Cabo Cañaveral, Florida, haciendo historia con la primera prueba del concepto de un mundo con cohetes reutilizables. Y esta fue la reacción de Elon Musk.

El evento logró titulares en todo el mundo y la compañía ha estado trabajando duro mejorando el diseño y los procedimientos desde ese día. Ahora, por primera vez, podemos observar detenidamente el lanzamiento y el posterior aterrizaje con éxito del cohete, en gran medida desde la perspectiva del CEO de la compañía, Elon Musk. National Geographic capturó la anticipación y el suspenso de todo el lanzamiento, incluyendo el miedo y la reacción de Musk.

Uno podría pensar que un hombre al frente de varias empresas revolucionarias sería un poco más “cool” y “winner”, pero parte del encanto de Musk (y quizás una de las claves de su éxito) es su pasión. Este video producido por National Geographic captura el entusiasmo de Musk con gran precisión, e incluso un poco de ternura. Comienza con el lanzamiento del cohete Falcon 9 el 22 de diciembre de 2015, con Elon observándolo en una pantalla desde el interior del centro de control. Una vez que el cohete está en el aire, el inventor corre hacia afuera para ver el punto brillante viajar a través del cielo negro, con todo el gusto de un padre orgulloso viendo a su hijo andar en bicicleta por primera vez.

El video también muestra a la tripulación en tierra y al personal de apoyo viviendo con emoción el momento. Algunas personas se toman de las manos, otros rebotan de emoción. Todo el mundo espera, aunque no tan pacientemente, por el intento de aterrizaje del cohete. La anticipación es palpable. Alrededor del minuto 1:30, el cohete completa su transición a órbita terrestre y baja desapareciendo por más tiempo de lo esperado, lo que hace que Musk comente: “Esto es malo.” Su expresión facial cambia instantáneamente a una ferviente preocupación. Ese momento lo vuelve humano, desesperado, con miedo a que todo salga mal. Y ese ser humano, para mí, es un verdadero winner.

De repente, unos segundos más de lo previsto, el Falcon 9 se enciende nuevamente mientras desciende hacia el lugar de aterrizaje, y la multitud literalmente se vuelve loca. Y ahí el cohete hace exactamente lo que Musk quería que hiciera desde el principio de la idea: aterrizó en la X con extrema precisión y suavidad, y no se cayó (como otros cohetes lo hicieron en anteriores intentos). El sueño de Musk se hizo realidad.

Y así, el empresario de 45 años hizo lo que cualquiera haría en la misma situación: corrió a toda velocidad de regreso al centro de control para felicitar a su equipo. El hombre que sueña con automóviles eléctricos de lujo, una civilización humana en Marte y un sistema ferroviario de alta velocidad , quedó asombrado por un cohete que simplemente estaba parado.

Comentarios via Facebook:

comentarios

Opinión
@cesanz

Muchacho que hace cosas en Internet.

Más sobre Opinión

Por qué los hechos no cambian nuestra forma de pensar

Cesar7 Marzo, 2017

3 maneras de construir sociedades más fuertes y justas

Cesar24 Febrero, 2017

Cómo llegamos a la hipernormalización y la resistencia que necesitamos

Cesar9 Febrero, 2017

Sobre el sitio:

11 años online creando contenido y conversando sobre cultura digital, comunicación, internet y nuevos medios.

Facebook

Copyleft 2017