Video game

The Harvester, la locura hecha juego

The Harvester, la locura hecha juego

Con un título que no nos da ni señal de lo que nos trae el juego, The Harvest es definitivamente uno de los más raros juegos con los que vas a cruzarte (y si viste los juegos de los que te habíamos hablado anteriormente te darás cuenta que decir esto es mucho), y hablamos de raro en el buen sentido, un raro fríamente planeado.

Despertás una mañana en un pueblo que no logras reconocer, en medio de la nada, sin recordar quien sos ni que estabas haciendo, al descender las escaleras por primera vez todo se torna raro. Te recibe tu hermanito, quien está viendo un programa terriblemente violento, y desde las primeras conversaciones con él te das cuenta que algo demasiado raro está pasando en el pueblo, lo mismo pasa al hablar con tu madre.

Al salir el chico del periódico te pregunta si le trajiste la copia del día, en este pueblo las personas devuelven el periódico, no lo reciben, los bomberos son un cuerpo dedicado a pintar hombres desnudos, los misiles nucleares se hallan resguardados por un sargento con solo la mitad del cuerpo, las relaciones maritales son extremadamente violentas, y otras cosas más que te dan la pauta que debes retirarte lo antes posible de este lugar.

Este juego es considerado un juego de culto para los amantes de los videojuegos gore, aunque si bien no cuenta con muchas escenas explícitamente violentas como si lo hacen otros juegos, lo bizarro de este juego son su historia, y las violentas formas en la que uno puede morir lo hacen merecedor de un gran séquito de jugadores que se dejan envolver fácilmente por la historia.

Pronto recibes la información de que unirte a una secta podría clarificar muchas cosas, y con ayuda de la mujer con la que vas a casarte (de algún modo ya está planeado), deciden empezar a cumplir las pruebas para poder formar parte de esta secta, y que se te revelen los secretos del pueblo.

Misiones extrañas, conversaciones aún más bizarras, y situaciones absurdas colman el juego que debería ser totalmente ridículo, pero no lo es, logra integrar tan bien todos los componentes del mismo que lo que debería terminar siendo un montón de porquería termina siendo una de las más sublimes representaciones de los juegos bizarros.

Dos discos de puro point-and-click te mantienen despierto hasta el final tratando de resolver los enigmas que se te presentan, que no serán nada fácil dicho sea de paso, debido a que muchos ítems son casi imperceptibles, como es el caso de pequeños destornilladores o tapas de bolígrafos en el suelo, que te harán observar cada habitación cuidadosamente.

Además para agregar dificultad se viene la dificultad de comprender a los enfermos cohabitantes de este desquiciado pueblo, donde el diálogo está basado en opciones múltiples, una respuesta equivocada (aunque parezca la correcta) puede hacer que termines con un hacha en la cabeza o en la silla eléctrica.

Mucho tacto y mucha tranquilidad son recomendadas para jugar este juego, debido a que requerirá escuchar cada historia y comentario atentamente, además de leer los gestos de nuestros interlocutores, que están hechos con fotogramas de personas reales, lo cual hace al juego en general algo aún más extraño, siendo una estrategia poco común, y menos aún para esta clase de juegos.

Conclusiones:

Jugabilidad: 3 de 5. Probablemente su punto más flojo. Hacer un point-and-click es generalmente algo simple pero complicado al mismo tiempo, y en esta oportunidad decidieron agregar un sistema de batalla que, si bien es entretenido las primeras veces, rápidamente se hace frustrante.

Gráficos: 5 de 5. Es un estilo inusual, pero logra perfectamente lo que quieren lograr. Rasgos muy bien marcados, excelentes expresiones faciales de personajes variados, lugares comunes con aire tétrico. Excelente.

Música: 4 de 5. Muy bien usados para lograr el ambiente deseado. Quizás un poco desesperante en las partes donde no es necesario, y las voces suenan a veces un poco muy forzadas.

Historia: 5 de 5. Guión genialmente escrito, nada que cambiar. Todos los eventos están en el orden que deben estar, todas las reacciones y diálogos conforme a lo que va pasando, las pequeñas pero interesantes variaciones de acción al elegir respuestas diferentes y las variadas formas de morir puntualizan una genial producción.

Rejugabilidad: 3 de 5. En si la historia no cambiará mucho, pero se desbloquean eventos diferentes al realizar diferentes acciones, además ver las diferentes formas de morir (si es que nos las viste ya en el juego) son muy interesantes. Es un juego que puede que vuelvas a jugar para ver las diferencias, pero no sé si será hasta el final.

Puntaje total: 4. Vale cada instante.

Sistema operativo predilecto: Windows, cualquiera (testado en un Windows 7, y Windows XP), mediante la utilización de DOSBox

Idioma: Inglés, aunque es muy fácilmente conseguible en castellano.

Requerimientos: Poseer y saber utilizar el DOSBox (que realmente no es tan complicado), fuera de eso nada.

Comentarios via Facebook:

comentarios

  • Rick

    He sudado sangre para conseguir este juego en inglés y tu dices que “es muy fácilmente conseguible en castellano”… Por favor podrias decirme donde y como?? Pq preferiria mil veces tenerlo en castellano la verdad…

Video game

@SCame89 en twitter. Mitad psicologo, mitad psicópata. MIP. Chongo y sárcastico. Humor por sobre todas las cosas. Amante del caos. Director de contenido en @TheVentan.

Más sobre Video game

giveupwalkthrough

Give Up, psicologia inversa en todo su esplendor.

Sergio7 agosto, 2012

Oh my god it's a Wii!

Cesar28 septiembre, 2008

Sobre el sitio:

11 años online creando contenido y conversando sobre cultura digital, comunicación, internet y nuevos medios.

Facebook

Copyleft 2016