Opinión

Renuncie Ministra, es hora de que tenga miedo

Renuncie Ministra, es hora de que tenga miedo

La Ministra de Educación, Marta Lafuente, en un artículo publicado en el sitio web del Ministerio en respuesta a las protestas y toma de colegios de estudiantes paraguayos deja en claro su posición pasiva en cuanto a acciones concretas.

Los estudiantes piden su renuncia y esta mujer de nuevo busca solamente “dialogar”, ya que de esta manera puede volver a alargar procesos, enfriar la situación y que quede todo el famoso y tan peligroso “opareí” paraguayo.

marta-rebeldia

Me permito a invitarles a continuar en el diálogo en busca del objetivo común de lograr cuanto antes el Paraguay que todos nos merecemos. El problema y los errores de la Educación no es propiedad de este gobierno y tal vez lo siga siendo inclusive del próximo. Necesitamos serenidad y paciencia para empujar el pesado carro y permanecer despiertos para que las luchas legítimas no sean deslegitimadas por agoreros y oportunistas. Leer artículo completo: El sueño y la rebeldía de los estudiantes

No señora, si esta es su actitud, renuncie. Qué fácil lavarse las manos. No necesitamos “serenidad”, necesitamos acción. No puede pedir paciencia mientras que los jóvenes intentan solucionar los problemas que usted debe hacerse cargo de una vez por todas. Empujar el carro significa “hacer algo”, y no volver a ningunear a quienes usted debe inspirar con sus acciones. Si esta es la respuesta a los niños atrincherados en sus colegios, renuncie.

Claramente usted no se da cuenta que no es capaz de llevar adelante un ministerio tan importante, y me gustaría pensar que no se da cuenta, ya que asumirlo y ser parte del sistema criminal, es aún peor. Por lo tanto, renuncie. Si no es capaz de ejecutar y fiscalizar presupuestos de forma eficiente, renuncie. Si no es capaz de llevar adelante la reingeniería del ministerio, renuncie.

El poder de los gobernantes está fundado sobre la ignorancia, en la domesticada mansedumbre del pueblo. El poder tiene por base la debilidad. Augusto Roa Bastos

Los techos de los colegios se caen. Y es hora que caigan sobre usted y todos los que actuen de la misma forma.

Comentarios via Facebook:

comentarios

Opinión
@cesanz

Muchacho que hace cosas en Internet.

Más sobre Opinión

Por qué los hechos no cambian nuestra forma de pensar

Cesar7 marzo, 2017

3 maneras de construir sociedades más fuertes y justas

Cesar24 febrero, 2017

Cómo llegamos a la hipernormalización y la resistencia que necesitamos

Cesar9 febrero, 2017

Sobre el sitio:

11 años online creando contenido y conversando sobre cultura digital, comunicación, internet y nuevos medios.

Facebook

Copyleft 2017