Opinión

10 verdades sobre el sistema educativo en Finlandia

10 verdades sobre el sistema educativo en Finlandia

Traducción del artículo “10 TRUTHS ABOUT THE FINNISH EDUCATION SYSTEM” publicado en el sitio www.strangerless.com por Sissi Korhonen


El sistema educativo finlandés es un tema sorprendentemente bien conocido en América Latina. Está en todas partes; está en los periódicos, en la televisión, en las redes sociales y ha estado presente en documentales.

Simplemente buscando en Google las palabras en español “Sistema educativo de Finlandia” se obtiene 784 000 resultados, y cambiando el orden de las palabras un poco, la cantidad se duplica. De hecho, después de escuchar que yo soy de Finlandia y después de hacerme todas las preguntas básicas, muchas personas quieren saber lo siguiente: “¿Sissi, por qué la educación finlandesa es la mejor del mundo?”. Esta es la razón.

La mayor parte de la información que los medios de comunicación publican sobre el sistema educativo finlandés es completamente absurda.

Hay una gran cantidad de información falsa dando vueltas, e incluso cuando la información es en parte correcta, no hay explicaciones. Por ejemplo, cuando el principal periódico de Argentina, Clarín, escribió un artículo sobre que “los niños finlandeses no tienen ninguna tarea“, utilizó como única referencia el documental de Michael Moore “Dónde invadir ahora”. Lo que me pregunto es, ¿cómo puede un importante periódico publicar un artículo basándose en un documental que fue filmado durante una semana, y cuya función es proporcionar entretenimiento? Por otra parte, ¿cuál es el punto de dar “información”, sin contar las razones detrás, o tomarse la molestia de explicar lo que se hace de forma diferente?

Por lo tanto, permítanme tratar de explicarles.

Información desde adentro: maestros y padres

He pasado por el sistema de enseñanza finlandés yo misma (a la vez que de haber ido a la escuela en los EE.UU. y Austria), he hecho mi tesis de maestría sobre los libros escolares finlandeses, y he trabajado como profesora sustituta en secundarias básicas. Aun así, pensé que mis mejores informantes para este artículo serían profesores y padres finlandeses, que actualmente se encuentran, de forma activa, dentro del sistema educativo. Algunas de estas personas también han ido a la escuela en países como Brasil, Italia y Ecuador, y algunos tienen hijos que han ido a la escuela en países como Honduras y España. También he seguido de cerca los comentarios sobre este tema en los medios de comunicación de Argentina y Paraguay. Por lo tanto, además de explicar los puntos claves del sistema educativo finlandés, también quiero abordar algunos de los comentarios más frecuentes al final de mi texto (por favor ver: “¡Sí, pero eso es Finlandia!”).

Un ejemplo en la educación, no en todo

Este post es sobre el sistema educativo, y no sobre la sociedad finlandesa en general. No creo que Finlandia sea un ejemplo de un país perfecto. Es un país con altas tasas de suicidios y depresión. Es un país en donde a las personas se les enseña a seguir la ley de manera obediente, y a veces hay una gran falta de sentido común. Es un país donde las personas de edad avanzada se quedan solos, porque no hay nadie que se ocupe de ellos. Finlandia es un país bastante justo sólo para sus propios ciudadanos, pero definitivamente no es fácil para los inmigrantes. La gente en general paga sus impuestos (aunque existe evasión de impuestos) y obtienen subsidios monetarios al dar a luz, cuando estudian, cuando están enfermos y cuando están desempleados (y algunas personas también se aprovechan de estos beneficios), pero, al mismo tiempo, esto deja a los finlandeses dependientes del Estado.

La educación es la clave

Haciendo caso omiso de las cosas que Finlandia podría mejorar, lo que hace que este país sea especial en comparación con muchos otros es que todos – y me refiero a todos – los ciudadanos finlandeses tienen acceso a la educación básica. Y estoy convencida de que este es el secreto para una sociedad funcional. Ahora, algunos podrían argumentar que los niños finlandeses están capacitados para ser “sólo obedientes a la ley y ciudadanos capitalistas” (en la que, en parte estoy de acuerdo), pero sigo creyendo que la educación es la clave para combatir la pobreza y la desigualdad (de hecho, hasta la fecha hay muy pocas personas muy pobres o muy ricas en Finlandia). También hay que recordar que la escuela obligatoria consiste en nueve años de los cuales seis son para la primaria (alakoulu) y tres para la parte obligatoria de la secundaria (yläkoulu). No voy a entrar en detalle sobre cómo son los estudiantes o lo que hacen después de terminar la escuela, pero si en cómo el sistema educativo finlandés se diferencia del resto del mundo. Empecemos.

1. Las escuelas finlandesas son iguales

Finlandia es un país sin escuelas de élite caras. De hecho, se trata de un país donde el cobro de tarifas para la educación obligatoria es ilegal. En teoría, todas las escuelas primarias y primer ciclo son iguales, y proporcionan el mismo nivel de la educación para todos los estudiantes. El hecho de que a todos, independientemente de sus ingresos, se conceda esta educación, es la razón por la que estadísticamente, el sistema escolar finlandés está por encima de otros en estudios internacionales. El énfasis en Finlandia está en buenos resultados, mientras que por ejemplo, en los EE.UU. hay una enorme brecha entre los estudiantes muy calificados y estudiantes que no saben casi nada. Por otra parte, debido a la falta de escuelas de élite, toda la nación quiere que la educación pública sea buena. Aunque el sistema educativo finlandés ha sido criticado porque los “individuos superiores” no son capaces de ser diferenciados, la mayoría de los finlandeses siguen prefiriendo la educación para todos, independientemente de la situación económica, sobre la educación de élite.

2. La profesión de un maestro es respetada

En Finlandia, los maestros son profesionales con una alta educación, estimados e independientes. Los planes de educación son mucho más ligeros que en otros países, por lo que los propios maestros son muy libres de decidir la forma en que enseñan. Por otra parte, las pruebas de acceso para la formación del profesorado son difíciles y hay mucha competencia. Esto significa que los maestros, que hoy en día enseñan, son generalmente personas inteligentes, motivadas y talentosas. Por ejemplo, los profesores de idiomas en Finlandia conocen las lenguas que enseñan muy bien y les hablan a los estudiantes en la clase. Este no es el caso en todas partes. En algunos países las personas que estudian para ser maestros simplemente no han sido aceptados para estudiar otra cosa. Por último, pero no menos importante, debido a su prestigio, el trabajo de un maestro está bastante bien pagado en Finlandia.

3. Los niños comienzan la escuela cuando están listos

En Finlandia, los niños comienzan la escuela a la edad de 7 años. En muchos países, esto es inaudito. Por ejemplo, en Argentina y Paraguay, los niños comienzan la escuela a la edad de 4 años. Sin embargo, se ha demostrado científicamente que a esta edad, los niños no están listos para sentarse en las aulas con lápices en sus manos. De hecho, no sólo no están mentalmente preparados para ello, sino también sus habilidades motoras no están preparadas. Basta con pensar, ¿Es extraño si la motivación de un niño se pierde al hacer algo para lo que no está biológicamente preparado? Por otra parte, cuando los niños están en la escuela, sus resultados son controlados. Hay ciertas normas que todos los estudiantes necesitan cumplir con el fin de continuar con sus estudios. Por ejemplo, uno no hace el 3er grado sin ser capaz de leer y sin entender qué es lo que se está leyendo.

4. Énfasis en la investigación pedagógica

Finlandia es un país que pone mucho énfasis en el desarrollo infantil y la investigación pedagógica. Los resultados de la investigación de la psicología del desarrollo y la psicología del aprendizaje se aplican en la enseñanza, y se da principal importancia a lo que realmente significa el aprendizaje. En cuanto a los objetivos de aprendizaje, la motivación interna de los alumnos es tal vez el factor individual más importante. Por lo tanto, también la enseñanza se considera eficiente cuando se concentra en encontrar y nutrir esta motivación interna. Básicamente; La educación finlandesa trata acerca de que los niños no sólo memoricen diferentes tipos de hechos, sino que aprendan a pensar analíticamente. Se trata de cuestionar la información y evaluar las referencias. (Por supuesto, incluso en Finlandia, muchos estudiantes luchan contra problemas sociales en casa, y encontrar la “motivación interna” puede no ser su prioridad número uno).

5. Importancia de la motivación interna

En la educación dirigida para los estudiantes, se anima a los alumnos a pensar, a comprender y a buscar la información ellos mismos. Incluso se les anima a encontrar preguntas a las que ni siquiera sus maestros podrían tener respuestas. En este caso, las respuestas se buscan juntos. El maestro recorre el aula, conduce a conclusiones y consejos a aquellos que más necesitan ayuda (en contraposición a la educación dirigida por el maestro, donde el maestro enseña y los niños escuchan). Un maestro alaba, motiva y alienta. Por otra parte, incluso la evaluación no se realiza en forma de un examen final, sino que los propios alumnos participan en él (por ejemplo, fijando metas personales para ellos mismos al comienzo del año escolar, o incluso con frecuencia cada semana. Se evalúan junto con el profesor al final del término predeterminado.). Desde muy temprana edad, aprenden a asumir la responsabilidad de su aprendizaje – y se esperar aprender de la motivación interior, no para los padres o exámenes (motivación externa). Por lo tanto, copiar en los exámenes no es tan común como en otros países.

6. No hay normas estrictas en los métodos de enseñanza

Hay menos exámenes que en otros países debido a que el punto de la escuela no es para aprobar exámenes, sino para aprender. Asimismo, no hay pruebas estandarizadas en todo el país, excepto por el examen al terminar la parte vocacional del secundario (lukio). Esto también significa que no hay tanta competencia como en otros países. Lo que es importante tener en cuenta sobre el sistema finlandés es que los maestros tienen mucha libertad en la enseñanza. Hay, por supuesto, un programa de estudios en todo el país, sin embargo, el profesor es libre de aplicar su contenido con los métodos que él / ella elija. Esto logra que los profesores estén más motivados ya que pueden utilizar su propia creatividad y estrategias en la enseñanza. Aquí, es importante tener en cuenta lo que dije antes: los profesores finlandeses son de alto nivel, independientes, profesionales de la educación.

7. Educación especial dentro de la escuela

En todas las clases del mundo, hay alumnos que aprenden las cosas más rápido que otros. Y luego están aquellos que no. En algunos sistemas, los niños que no aprenden tan rápido como sus pares, se ven obligados a repetir una clase. En otros casos, los padres pagan a profesores particulares. En Finlandia, sin embargo, se pone una gran cantidad de énfasis en la educación especial. Cuando un niño no aprende cosas tan rápido como sus compañeros, se le asigna un maestro de educación especial para ayudarlo/a. Esto no sólo ayuda al estudiante en cuestión, sino que también garantiza la paz en el aula para los demás. Por lo tanto, no hay necesidad de costosas clases particulares fuera de la escuela, porque el trabajo de la escuela es proporcionar una educación para el niño. Por lo tanto, lo ideal es que nadie se quede solo. Sin embargo, como los recursos son cortados y el tamaño de las aulas crecen, Finlandia podría estar enfrentando desafíos en la educación especial en el futuro.

8. Aprender haciendo

Cuando se habla de que los niños finlandeses “aprenden jugando”, el tema se refiere a la utilización de los hábitos naturales de un niño en el aprendizaje práctico. Sin embargo, el juego en las escuelas no es cualquier tipo de juego – siempre hay un propósito pedagógico alrededor. Cuando se aprende haciendo, uno interioriza las cosas mejor que cuando el aprendizaje es por memorización. También crea una alegría para el aprendizaje, que a su vez eleva la motivación interna del niño para aprender. En el método de aprendizaje de exploración, un niño se siente atraído por un fenómeno, y estudia por sí mismo. Aquí, el papel de un maestro se transforma en la de un mentor, un motivador, un tutor y guía en el proceso de aprendizaje. El estudiante no recibe pasivamente la información, se transforma en un aprendiz activo. Así, una vez más: la educación finlandesa se trata de aprender a pensar en lugar de aprender a memorizar. Se trata de la motivación interna en lugar de la motivación externa.

9. Poca tarea y días más cortos en la escuela

En las escuelas finlandesas, estadísticamente hay mucho menos tarea que en otros países. De acuerdo con la ideología educativa finlandesa, se supone que los niños aprenden en la escuela, no en la casa (que, idealmente, es lo que se supone en las escuelas alrededor de todo el mundo). Por otra parte, si el punto de la tarea ya se ha tocado en la escuela, ¿por qué debería también ser continuado en el tiempo libre? Aunque esto es lo ideal, en muchos países los niños reciben más tarea de lo que ellos pueden manejar. Lo que es más, por lo general es tan difícil que cualquiera de sus padres tienen que hacerla por ellos, o tienen que pagar a un profesor particular para ayudar a sus hijos con sus tareas. En cuanto a la duración de los días escolares, los niños finlandeses estadísticamente pasan mucho menos tiempo en la escuela que los niños de otros países. Esto deja tiempo para que los niños sean niños, y para disfrutar de su tiempo libre. Con fines de aprendizaje, es importante dejar descansar al cerebro y dar tiempo para otras cosas.

10. Almuerzo escolar para todos

Tal vez no parece en absoluto importante y es un tema muy criticado (por su calidad) en Finlandia, pero es un país con grandes comidas escolares. En primer lugar, sólo el hecho de que haya comidas escolares es muy diferente de la realidad de muchos países. Los niños finlandeses comen en la escuela, y la comida es variada, nutritiva y saludable (al menos según algunos estándares). Por otra parte, las comidas escolares son gratuitas (se paga a través de impuestos), para que nadie se quede sin comer. Esto es importante, ya que proporciona a los niños la energía necesaria para la jornada escolar, al tiempo que se garantiza que todo el mundo se alimente por igual y bien – al menos una vez al día.


“¡Sí, pero eso es Finlandia!” – argumentos sobre por qué no va a funcionar

Al hablar sobre el sistema educativo finlandés, hay millones de argumentos de por qué la gente dice que no va a funcionar en sus países. Es un tema de interés para muchos en teoría, sin embargo, cuando se trata de la ejecución real es donde el interés de la gente parece desvanecerse. Éstos son los argumentos más comunes que he escuchado, y mis comentarios sobre ellos.

mapa de finlandia

“Finlandia es un país rico”

Un país no es rico per se. La gente suele pensar que Finlandia tiene un buen sistema de educación, porque “es un país rico”. Sin embargo, en los años siguientes a las guerras (hace 60 años), Finlandia era todavía un país en desarrollo. Por lo tanto, el sistema educativo finlandés es realmente una historia de éxito reciente que incluso muchos finlandeses no se dan cuenta. De hecho, en medio de la década de 1940 Finlandia seguía pagando sus deudas a Rusia, y todo el país estaba en crisis. En 1950, cuando se sugirió por primera vez la reforma de la educación, el partido de derecha estaba en contra, y lo veía como algo comunista. Sólo en la década de 1960, junto con la urbanización, la industrialización y la decisión de invertir en la educación, el país poco a poco comenzó a levantarse de las cenizas. Un país no es rico sólo porque nació rico. De hecho, teniendo en cuenta los recursos naturales de un país oscuro cubierto de nieve todo el tiempo, sin duda hay países naturalmente más ricos en este mundo.

“En Finlandia, las personas pagan sus impuestos”

El segundo argumento de por qué la gente piensa que el sistema finlandés no funcionará en sus países es que “en Finlandia las personas pagan sus impuestos, y aquí no lo hacen”. No puedo no estar de acuerdo con esto. A pesar de que Finlandia tiene educación gratuita, nuestros padres han pagado generosamente por ella en forma de impuestos durante toda su vida. De hecho, los finlandeses aprenden en la escuela y de nuestros padres, que los impuestos deben ser pagados. Aunque Finlandia también tiene sus evasores de impuestos, la mayoría de la gente pagar sus impuestos felizmente. Esto, por supuesto, no es cierto para todos los países. Sin embargo, al ser un problema cultural, puede ser cambiado; la honestidad viene de la educación. El cambio es lento e incluso en Finlandia ha tomado generaciones y mucho esfuerzo. La situación actual se debe a las decisiones políticas y renovaciones en el pensamiento de que la igualdad entre los individuos es valorada. Y la situación se desarrolla constantemente.

“Nuestros políticos no quieren invertir en educación”

El tercer argumento es: “nuestros políticos no quieren invertir en nuestra educación, porque la ignorancia de las masas es buena para ellos”. Éste es un asunto difícil. Al final, la calidad de la educación beneficia a todos. Ahora, soy consciente de que no todas las instalaciones escolares en el mundo son las mismas, pero ese no es el punto. El punto es que el cambio tiene que empezar en alguna parte. Sin embargo, ¿cómo cambiar un sistema cuando las personas en el poder no quieren cambiarlo? ¿cómo cambiar un sistema corrupto? Realmente no tengo una respuesta inmediata para esto, pero creo que la respuesta es la “gente”. Las marchas, los medios sociales, lo que sea. Hemos visto el poder de la gente en el pasado y estoy seguro de que también lo veremos en el futuro. Cuando la gente cree en el cambio, pueden hacer que suceda. Sin embargo, por desgracia, muchos no lo hacen (como se puede notar mirando tus propios pensamientos en este momento).

¡La gente es la respuesta! ¡Difunde este mensaje si piensas que es importante!

Sissi Korhonen

¡Saludos de la Sissi de los tiempos escolares!

 

Leer más: “Myths about the Finnish education system

Gracias por colaborar: Emmi, Eriikka, Ismo, Leena, Meri, Ninni, Noora, Sini y la Agencia Nacional de Educación de Finlandia.

Imagen principal: Victor Hannacek/Picjumbo


Contenido recomendado:

Si nunca probaste una cerveza artesanal mira este video

Comentarios via Facebook:

comentarios

  • Necesitamos más de Finlandia por acá.
    Hermoso post.

Opinión
@strangerless

Fascinada por la comunicación intercultural. Escribo en www.strangerless.com

Más sobre Opinión

Mapa de los locales adheridos al escrache social a los Senadores paraguayos

Cesar2 Abril, 2017

Carta abierta a la Ministra Soledad Nuñez, o a quien quiera responder

Cesar1 Abril, 2017

Por qué los hechos no cambian nuestra forma de pensar

Cesar7 Marzo, 2017

Sobre el sitio:

11 años online creando contenido y conversando sobre cultura digital, comunicación, internet y nuevos medios.

Facebook

Sitio recomendado: Televisión Gratis - Copyleft 2017